jueves, 12 de noviembre de 2009

MEDICINA HOLISTICA, ARTRITIS ARTROSIS Y REUMATISMO
















LA MEDICINA HOLISTICA
Más conocida como Alternativa considera que el universo es una unidad que funciona de manera interrelacionada. Siendo el hombre uno de sus integrantes, este debe su salud al funcionamiento armónico de todo su ser (mente, cuerpo, espíritu) y a sus relaciones con los demás seres de la naturaleza.
La medicina holística trata problemas del cuerpo, mente y éter. Los primeros son problemas de índole física, dolencias como malestares, contracturas, jaquecas y todos los que puedan ocurrírseles. Los segundos corresponden a los estados de ánimo, que pueden ser depresiones, angustia, ansiedad, etc. Finalmente, con los terceros se vincula el término “energía”, y aquí entran a jugar los chacras y los bloqueos energéticos.
Las terapias holísticas tratan estas tres áreas en las que se manifiesta nuestro estado de salud. Una larga serie de tratamientos se incluyen bajo la lista de terapias holísticas, y su efectividad justifica la creciente popularidad de la cual están siendo testigos.


ARTRITIS

Si siente dolor y rigidez en su cuerpo o tiene problemas para moverse es posible que padezca de artritis. La mayoría de los tipos de artritis causan dolor e hinchazón en las articulaciones. Las articulaciones son los lugares donde se unen dos huesos, como el codo o la rodilla. Con el transcurso del tiempo, una articulación hinchada puede lesionarse gravemente. Algunos tipos de artritis también causan problemas en los órganos, como los ojos o la piel,

LA ARTROSIS

La artrosis o enfermedad degenerativa articular, es la más común de las enfermedades articulares. Ocurre con más frecuencia en personas de edad media y ancianos, afectando el cuello, la región lumbar, rodillas, caderas y articulaciones de los dedos. Aproximadamente el 70% de las personas mayores de 70 años muestran evidencia radiológica de la enfermedad, pero sólo desarrollan síntomas la mitad de ellos. La artrosis también puede afectar a articulaciones que han sido previamente dañadas por sobre uso prolongado, infección o una enfermedad reumática previa. Los pacientes con artrosis padecen dolor y deterioro funcional.
¿CUAL ES LA CAUSA?
La artrosis acontece cuando se degenera el cartílago articular. Las causas de deterioro del cartílago son múltiples. Sabemos que algunos tipos de artrosis son hereditarios, influida la forma mas común que ocasiona deformidad de los nudillos y en la que se ha encontrado una anomalía genética específica. Esta anomalía origina un cambio en uno de los componentes básicos de las proteínas, llamados aminoácidos, que origina un deterioro prematuro del cartílago. Múltiples trabajos de investigación se ocupan de esta anomalía genética, y también de nuevos métodos para estudiar las células, la química y la función del cartílago. Todos estos esfuerzos están produciendo un rápido desarrollo de nuestros conocimientos sobre la artrosis
.

REUMATISMO

se refiere a distintos procesos inflamatorios de las articulaciones y de los elementos constituyentes de éstas, así como de los músculos y de los huesos, que se presentan con dolor, limitación del funcionamiento normal e incluso deformación de las estructuras de una o varias partes del sistema músculo esquelético.
Otros síntomas, reconocidos por aquellas personas que padecen reumatismo, suelen ser la inflamación, la hipersensibilidad y la rigidez de la parte afectada.
Todas estas manifestaciones indican poco sobre el trastorno subyacente, puesto que resultan muy comunes en una amplia gama de enfermedades que implican las articulaciones y sus estructuras adyacentes, los huesos y los músculos.
Existen dos tipos de reumatismo, clasificación de acuerdo con el lugar donde se presentan; el articular y el no articular. El reumatismo articular se localiza dentro de la propia articulación, afectando el cartílago o la membrana sinovial. Si el reumatismo es del tipo no articular, está causado por la inflamación de las estructuras periarticulares, como los tendones y los músculos.
CAUSAS
Cada vez que una persona se mueve utiliza una o más articulaciones, y advierte casi de inmediato si existen problemas en alguna de ellas, sea por sentir dolor o presentar incapacidad o dificultad para realizar algún movimiento.
Todas las articulaciones están unidas por bandas fibrosas llamadas ligamentos, que rodean la cápsula fibrosa de la articulación y la cápsula sinovial, una membrana delgada que produce de continuo pequeñas cantidades de líquido para lubricar la articulación.
En el lugar en que los extremos de los huesos están en contacto, sus superficies se hallan recubiertas por una sustancia fuerte y fina denominada cartílago articular.
Durante la vejez son muy frecuentes las dolencias articulares y existe una relación entre el tipo de uso que se ha dado a cada articulación, en cada etapa de la vida, y la tendencia a contraer reumatismo, aunque no se ha podido demostrar todavía el modo en que influye.
El reumatismo puede aparecer durante el curso de muchas enfermedades, conocidas como enfermedades reumáticas. Por ejemplo, la oste artritis, la artritis reumatoidea, la artritis juvenil y la espondilitis anquilosarte dan origen a formas articulares de reumatismo. El reumatismo no articular puede ser causado por la bursitis y por la fibrositos, que es una inflamación del tejido fibroso de los músculos. Otras dolencias, como la gota y el lupus eritema toso también pueden causar dolores reumáticos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada